diccionarioempresarial.es - Documento Relacionado
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Concepto relacionado

PLAN MAESTRO DE PRODUCCIÓN

Gestión empresarial

I. CONCEPTO

El Plan Maestro de Producción es un plan detallado que establece cuántos productos finales serán producidos y en qué períodos de tiempo (normalmente se define un horizonte temporal de unas 30 semanas). En definitiva, el Plan Maestro de Producción nos indica las cantidades para cada producto que se deben fabricar en función de las necesidades del mercado teniendo en cuenta las disponibilidades y los pedidos en curso de fabricación (ver figura 1).

Figura 1: Plan Maestro de Producción
Plan de Producción a Medio Plazo
MesMarzoAbril
Producción de Mesas3.0003.500
Plan Maestro de Producción
MarzoAbril
Semana12341234
Mod. 1 500 500 600 600
Mod. 2425 425 475 475
Mod. 3250325250325300375300375
Fuente: Elaboración Propia

Se trata de un plan detallado que define la cantidad específica y las fechas exactas de fabricación para cada uno de los productos finales que elabora la empresa, constituyendo con ello un enlace entre el Plan de Producción a medio plazo y la planificación de la producción a muy corto plazo (“gestión de talleres”).

En cualquier caso, el horizonte de planificación del Plan Maestro de Producción debe ser al menos igual a la duración del mayor ciclo de fabricación de los productos existentes.

El objetivo del Plan Maestro de Producción es determinar el calendario de producción para cada tipo de producto fabricado por la empresa, respetando tanto los plazos de entrega como las restricciones de capacidad existente, aprovechando de la forma más eficiente posible la capacidad productiva instalada. Con ello se concreta el Plan de Producción a medio plazo y, por su mayor desagregación, facilita la valoración de la viabilidad del mismo.

II. EL HORIZONTE TEMPORAL: LÍMITES Y FLEXIBILIDAD

Ahora bien, con el fin de dotar al Plan Maestro de Producción de una adecuada flexibilidad se suelen definir los siguientes límites temporales como períodos de tiempo, suponiendo cada período un nivel específico de oportunidad para que el cliente realice cambios. Estos límites se pueden agrupar en tres categorías que son:

  • - Sección congelada o fija: incluye las primeras semanas del horizonte de planificación y durante ese período de tiempo el Plan Maestro de Producción no puede ser modificado, salvo circunstancias muy excepcionales y siempre con la autorización de la alta dirección.
  • - Sección moderadamente firme: incluye las siguientes semanas y en ella se permite la realización de algunos cambios en productos específicos dentro de un grupo de productos, mientras que las partes estén disponibles.
  • - Sección flexible o abierta: no toda la capacidad está asignada, por lo que todavía se pueden dar nuevas órdenes de fabricación.

La flexibilidad del Plan Maestro de Producción va a depender de varios factores entre los que se pueden destacar:

  • - El plazo de entrega de los proveedores
  • - La composición del producto final
  • - La relación existente entre el cliente y el vendedor
  • - El exceso de capacidad
  • - El rechazo o deseo de la dirección de hacer cambios

El fin de estos límites temporales es el de mantener un flujo razonablemente controlado a lo largo del proceso productivo. En el caso de que no se definiesen unas normas de actuación, el sistema podría ser un caos que daría lugar a retrasos en los pedidos y expediciones continuas.

III. LA GESTIÓN DE TALLERES

Para lograr el cumplimiento del Plan Maestro de Producción, a partir de la capacidad disponible y con la mayor eficiencia posible, en las empresas industriales se lleva a cabo una planificación a muy corto plazo (inferior a tres meses) que se denomina la Gestión de Talleres.

Esta Gestión de Talleres se encarga de programar, controlar y evaluar las operaciones de producción a muy corto plazo que estén vinculadas con la asignación de trabajos a los distintos puestos, la organización de las entregas de materiales y de los pedidos de los productos terminados, en concreto, las principales funciones de la Gestión de Talleres son las siguientes (Miranda, F.J. 2005):

  • - Evaluar y controlar los pedidos a fabricar.
  • - Definir e identificar las prioridades entre los pedidos, ordenándoles por centro de trabajo y asignándoselos a cada uno de ellos.
  • - Realizar un seguimiento de los pedidos.
  • - Controlar el desarrollo de las operaciones, así como la capacidad de cada centro de trabajo.
  • - Proporcionar retroalimentación al Sistemas de Planificación y Control de la Capacidad de la empresa.

Cristina Isabel Dopacio

Subir